Musicotherapia

¿Qué es la musicoterapia?

Asociación Canadiense de Musicoterapia

http://www.musictherapy.ca/fr/information/musicotherapie.html

La musicoterapia es el uso juicioso de la música y sus elementos por un musicoterapeuta acreditada para promover, mantener y restaurar la salud mental, física, emocional y espiritual. La música tiene características no verbales, creativas, estructurales y emocionales. Estas características se utilizan en la relación terapéutica para facilitar el contacto, la interacción, el auto-conocimiento, el aprendizaje, auto-expresión, la comunicación y el desarrollo personal. (Reunión General Anual de la CMA, Vancouver, BC 6 de mayo, 1994).



¿Quién se beneficia de la terapia con la música?

La musicoterapia se utiliza con personas de todas las edades y habilidades con variada de experiencia musical. Eso, en entornos institucionales, comunitarios o privados.

Técnicas de intervención: Los musicoterapeutas utilizan una variedad de técnicas de intervención, ya sea activa o receptiva, de acuerdo a las necesidades y preferencias de los individuos con los que trabajan. Estas técnicas no se limitan a los que se enumeran a continuación:

Cantar es una herramienta terapéutica que apoya el desarrollo del control del ritmo de la respiración. Cantando en un ambiente de grupo, puede mejorar las habilidades sociales y fomentar una mayor conciencia de los otros. Para aquellos que tienen demencia, cantar puede estimular la conversación y el recuerdo del pasado, al mismo tiempo que reducer la ansiedad . Para las personas que tienen trastornos del lenguaje después de una apoplejía, la música puede estimular los centros del lenguaje en el cerebro que facilita la habilidad de cantar.

Tocar un instrumento puede mejorar la coordinación de las habilidades motoras finas y gruesas en las personas que tienen deficiencias motoras o que tienen lesiones neurológicas.Tocar un instrumento puede animar a los que tienen anteriores experiencia musical de volver a examinar las habilidades que habían aprendido. La música también puede aumentar el bienestar y la confianza en sí mismo para los que aprenden a tocar un instrumento por la primera vez.

Las actividades sobre el ritmo se pueden utilizar para facilitar y mejorar el rango de movimiento, la movilidad, la agilidad y la fuerza de las articulaciones, el equilibrio, la coordinación y la relajación. El ritmo y el pulso son importantes para preparar las regiones motoras del cerebro, mediante la regulación de sus procesos automáticos como la respiración y la frecuencia cardíaca.

Improviser offre des moyens créatifs et non verbaux d'exprimer des pensées et des sentiments. L'improvisation ne donne pas lieu à jugement, est facile d'approche et n'exige aucune formation musicale préalable. Quand les mots ne suffisent pas ou quand il est trop difficile d'exprimer des émotions, la musique peut remplir ce vide.

Escribir canciones puede ayudar a compartir sentimientos, ideas y experiencias. También puede ofrecer una manera de crear un legado o una experiencia compartida con un cuidador, un hijo o un ser querido. Por último, la discusión de las palabras y escritura de la canción puede ayudar a expresar los sentimientos y los pensamientos que normalmente son inaceptable socialmente, mientras que el fomento de un sentido de pertenencia a un grupo en particular.

Experiencias basadas sobre las imagenes, como la visualización y las imágenes mentales pueden ofrecer oportunidades para reflejar, absorber e interactuar con los elementos conscientes e inconscientes que marcan la vida de un individuo.

Escuchar música tiene muchas aplicaciones terapéuticas. Escucha ayuda a desarrollar habilidades cognitivas como la atención y la memoria. En situaciones en las que están comprometidas las percepciones cognitivas, como en los casos de demencia leve a moderada, escuchar música puede hacer una sensación familiar y mejorar la relación con la realidad. Para aquellos con enfermedades mentales como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, escuchar música puede aumentar la apertura a la discusión y dar la motivación para participar en la actividad social.